NUEVA MEDICINA GERMÁNICA®

 

Los Cinco Leyes Biológocas

   

EL SISTEMA ONTOGENÉTICO DEL CÁNCER Y EQUIVALENTES AL CÁNCER


"La ciencia de la Embriología y nuestro conocimiento de la evolución del hombre son el fundamento de la medicina. Son dos fuentes que nos revelan la naturaleza del cáncer y de todas las llamadas "enfermedades"".

 Ryke Geerd Hamer

   

La Tercera Ley Biológica explica la correlación entre la psique el cerebro y el órgano dentro del contexto del desarrollo embrionario (ontogenético) y evolutivo (filogenético) del organismo humano. Muestra que ni la localización de los HH en el cerebro ni la proliferación celular (tumor) o la pérdida de tejido que siguen a un DHS son accidentales, sino que son parte de un sistema biológico inherente a toda especie. 


Haga clic en un enlace para ir al tema seleccionado ...

   


LAS HOJAS EMBRIONARIAS GERMINALES:



El diagrama de arriba muestra que todos los tejidos que derivan de la misma hoja germinal son controlados desde la misma parte del cerebro.

Por la ciencia de la Embriología sabemos que dentro de los primeros 17 días del periodo embrionario, se desarrollan tres capas germinales a partir de las cuales se originan todos los órganos y tejidos del cuerpo.


Las tres capas germinales son endodermo, mesodermo, y ectodermo.


Durante el desarrollo embrionario, el feto que esta creciendo pasa a una velocidad muy acelerada por todas las etapas de la evolución desde un organismo unicelular hasta un ser humano completo (el desarrollo ontogenético reproduce el desarrollo filogenético).

"El andamiaje de nuestro cuerpo entero se originó en un

sorprendente lugar antiguo: animales unicelulares."


(Neil Shubin, Your Inner Fish, 2008)


La mayoría de nuestros órganos, particularmente el colon, son derivados a partir de una de las tres hojas germinales. Otros como el corazón, el hígado, el páncreas o la vejiga, están formados de diferentes tejidos que son derivados de diferentes hojas germinales. Éstos tejidos, los cuales emergieron en el tiempo por razones funcionales y adaptativas, son considerados como un solo órgano, aún cuando a menudo tienen sus centros de control en áreas muy diferentes y distantes del cerebro. Por otro lado, existen órganos que se encuentran distantes y separados en el cuerpo, como por ejemplo el recto, la laringe y las venas coronarias que sin embargo están controlados por áreas cerebrales que se encuentran muy cerca entre sí.


   

EL ENDODERMO (Hoja Germinal Interna)



Órganos y tejidos que derivan del endodermo

Conflictos biológicos ligados a tejidos endodérmicos

Relación entre Cerebro-Órgano-Hoja Germinal


   

El endodermo es la hoja germinal que se desarrolló primero durante el curso de la evolución. Es por esto que es la hoja germinal que forma los órganos "más antiguos" durante la primera y  más temprana parte del periodo embrionario.



Órganos y tejidos que derivan del endodermo son:
 


  • Boca y Faringe (submucosa)
  • Parénquima del Hígado

  • Glándula Hipófisis (Pituitaria)
  • Páncreas

  • Glándulas Lacrimales
  • Intestino Delgado 

  • Iris y Coroides
  • Colon

  • Oído Medio
  • Recto (submucosa)

  • Tubas Auditivas (de Eustaquio)
  • Vejiga (submucosa)

  • Glándulas Tiroides y Paratiroides
  • Próstata

  • Alveolos Pulmonares y Células en Cálice
  • Útero y Tubas Uterinas (de Falopio)

  • Esógafos (tercio inferior)
  • Túbulos Colectores del Riñón  

  • Estómago y Duodeno

   


Todos los órganos y tejidos que se originan del endodermo están formados por células adeno, por lo cual los cánceres de estos órganos son llamados "adeno carcinomas".


Los órganos y tejidos derivados de la hoja germinal más antigua son controlados desde la parte más antigua del cerebro, que es el TRONCO ENCEFÁLICO, y consecuentemente se correlacionan con los conflictos biológicos más antiguos.

   

CONFLICTOS BIOLÓGICOS: Los conflictos biológicos ligados a los tejidos endodérmicos se relacionan con la respiración (pulmones), la alimentación (órganos del canal alimentario), y reproducción (próstata y útero).


Los órganos y tejidos del canal alimentario – desde la boca hasta el recto – están ligados biológicamente a "CONFLICTOS DE BOCADO" (haciendo alusión al verdadero bocado de comida). La "inhabilidad de atrapar un bocado" se correlaciona a la boca y la faringe (incluyendo el paladar, amígdalas, glándulas salivales, naso faringe y glándulas tiroides); el "conflicto de no ser capaz de tragar un bocado" se relaciona al esófago (tercio inferior); los conflictos de "no ser capaz de absorber o digerir un bocado" están ligados a los órganos digestivos, como el estómago (excepto la curvatura menor), el intestino delgado, el colon, el recto así como el hígado y el páncreas.

Los animales experimentan estos "conflictos de bocado" en términos reales, por ejemplo, cuando no pueden encontrar comida, o cuando se atora un pedazo de comida o hueso en el intestino. Debido a que nosotros, los seres humanos, somos capaces de interactuar con el mundo de forma figurativa a través del lenguaje y los símbolos, podemos experimentar también tales "conflictos de bocado" en un sentido figurado. Un bocado figurativo puede traducir un contrato o una persona que no podemos "atrapar", una crítica ofensiva que no podemos "digerir", "bocados" que queremos poseer, "bocados" que fueron arrebatados de nosotros, ó "bocados" de los cuales no nos podemos deshacer.

   


Los pulmones, más específicamente los alvéolos pulmonares que procesan el oxígeno, están ligados a un "conflicto de miedo a morir", disparado por una situación que amenaza la vida.


Las células en cáliz en los bronquios se correlacionan con un "miedo a sofocarse".

   

El oído medio se relaciona a conflictos auditivos (el "bocado de sonido"). El conflicto de "no ser capaz de atrapar un bocado auditivo", por ejemplo, no escuchar la voz de mamá, afecta el oído derecho, mientras que el conflicto de "no ser capaz de deshacerse de un bocado auditivo" en el caso de un inesperado, intenso y molesto ruido, afecta el oído izquierdo. Una actividad de conflicto intensa da como resultado una "infección" del oído medio durante la fase de curación.


Los túbulos colectores del riñón, que forman el tejido más antiguo de los riñones corresponden a conflictos biológicos que se relacionan atrás con la época en que nuestros ancestros distantes todavía vivían en el océano y que el ser lanzados a la orilla representaba una grave situación que amenazaba su vida. Nosotros los humanos podemos sufrir tal DHS de "pez fuera del agua" como un "conflicto de quedar abandonado" (sentirse aislado, excluido y dejado atrás), como un "conflicto de refugiado" (teniendo que dejar nuestra casa), como un "conflicto de existencia" (nuestra vida está en juego), o como un "conflicto de hospitalización".

   

El útero y las tubas uterinas así también como la glándula prostática, están ligados a "conflictos de procreación" y "conflictos feos con el sexo opuesto".


Respecto a los tejidos controlados por el tronco cerebral, ¡la ""lateralidad no es importante! Por lo que por ejemplo, si una mujer diestra sufre un "conflicto de abandono", el conflicto impacta arbitrariamente en el sitio de relevo de los túbulos colectores del l riñón derecho o del izquierdo (independientemente de si el conflicto fue en relación a un hijo o a una pareja).

   

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:


Todos los órganos y tejidos que derivan del endodermo generan proliferación celular durante la fase de conflicto activo. Por lo tanto, los cánceres de la boca así como también los de esófago, el estómago, duodeno, hígado, páncreas, colon y recto, vejiga, riñón, pulmón, útero, o próstata, son todos controlados desde el tallo cerebral y son producidos por sus correspondientes conflictos biológicos. Con la solución del conflicto, dichos tumores dejan de crecer inmediatamente.


En la fase de curación, las células adicionales (el "tumor") que sirvieron a un propósito biológico durante la fase de conflicto activo, son degradadas con la ayuda de microbios especializados (hongos y mico-bacterias. Si los microbios relacionados con el tejido no se encuentran disponibles posiblemente por un uso excesivo de antibióticos, el tumor permanece en su lugar y se encapsula sin presentar mayor división celular.


El proceso natural de curación típicamente se presenta con aumento de volumen (edema), inflamación, producción de pus o descarga tuberculosa (potencialmente mezclada con sangre), sudores nocturnos, fiebre y dolor. Aquí también encontramos condiciones como la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerativa así también como "infecciones" por hongos, como la candidiasis. La condición solo se vuelve "crónica", si el proceso de curación es interrumpido continuamente por recaídas de conflicto.


   

EL MESODERMO (Hoja Germinal Intermedia) se divide en un grupo antiguo y uno más joven.



El mesodermo del cerebro antiguo se controla desde el cerebelo, que es parte de el CEREBRO ANTIGUO (tronco cerebral y cerebelo).


El mesodermo del cerebro nuevo se controla desde la sustancia blanca, la cual pertenece ya al CEREBRO NUEVO.

   

MESODERMO ANTIGUO 



Órganos y tejidos derivados del mesodermo antiguo

Conflictos biológicos ligados al mesodermo antiguo

Relación Cerebro-Órgano-Hoja Germinal
 

   

El mesodermo del cerebro antiguo se desarrollo después de que nuestros antiguos antepasados   pasaran a la tierra y se necesitaba piel para proteger al organismo de los elementos del clima y de los ataques.


Los órganos y tejidos que derivan del mesodermo antiguo son:



  • Corium de la piel (piel profunda)
  • Pleura (cubierta de los pulmones)
  • Peritoneo (cubierta de la cavidad abdominal y de los órganos abdominales)
  • Pericardio (piel que cubre al corazón)
  • Glándulas mamarias (glándulas productoras de leche)
     

   


Todos los órganos y tejidos que se originan a partir del mesodermo del cerebro antiguo están formados de células tipo adeno, razón por la cual los cánceres de éstos órganos son llamados también "adeno carcinomas".


Los órganos y tejidos derivados del mesodermo del cerebro antiguo son controlados desde el CEREBELO (parte del Cerebro Antiguo). Los conflictos biológicos se relacionan con la función respectiva del órgano.

   

CONFLICTOS BIOLÓGICOS: Los conflictos biológicos ligados a los tejidos del mesodermo del cerebro antiguo se relacionan con "conflictos de ataque" (primeras pieles) y con "conflictos de preocupación en el nido" (glándulas mamarias).

 

Los "Conflictos de Ataque" pueden ser experimentados de forma literal o de forma figurativa. Por ejemplo, un "ataque contra la piel" (corium de la piel o dermis) puede ser disparado por un ataque físico, un ataque verbal o un ataque contra nuestra integridad. El corium ó dermis también responde al conflicto biológico de "sentirse manchado" por entrar en contacto con algo sucio, repelente o desagradable. Aqui vemos, por ejemplo, "infecciones" por hongos durante la fase de curación involucrando a los dedos del pie (pie de atleta o tiña podal).


Un "ataque en contra del abdomen" (peritoneo) figurativo, puede ser producido por un anuncio inesperado de una cirugía en el área abdominal (colon, ovarios, útero, etc.)


Un "ataque contra el pecho" (pleura) puede ser disparado, por ejemplo, debido a una mastectomía; y un "ataque contra el corazón" (pericardio) junto con un "infarto".



Las glándulas mamarias, sinónimo de cuidado y nutrición responden a un "conflicto de preocupación en el nido". Con el desarrollo de los mamíferos, las glándulas mamarias se desarrollaron a partir del corium de la piel, razón por la cual su centro de control cerebral (relevo) se encuentra en la misma parte del cerebro, a saber, el cerebelo.


Respecto a los órganos y tejidos controlados por el cerebelo, existe una correlación cruzada desde el cerebro hacia el órgano. La regla de la lateralidad tiene que ser tomada en cuenta. Si, por ejemplo, una mujer diestra sufre un "conflicto de preocupación en el nido" en relación a su hijo(a) el conflicto impacta en el hemisferio derecho del cerebelo, produciendo el desarrollo de un cáncer glandular mamario en su mama izquierda durante la fase de conflicto activo (ver Artículo de Cáncer de Mama).

   

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL: 


Todos los órganos y tejidos que derivan del mesodermo del cerebro antiguo generan proliferación celular durante la fase de conflicto activo. Por lo tanto, los cánceres del corium de la piel (melanoma), el cáncer glandular de mama, o los tumores del peritoneo, pleura y pericardio (los llamados mesoteliomas), son controlados desde el cerebelo y son producidos por sus correspondientes conflictos biológicos. Con la solución del conflicto, los tumores dejan de crecer inmediatamente.


En la fase de curación,  las células adicionales (el "tumor") que sirvió a un propósito biológico durante la fase activa del conflicto, son degradadas con la ayuda de microbios especializados (hongos y micobacterias).


El proceso natural de curación está típicamente acompañado de aumento de volumen (edema), inflamación, producción de pus o descarga tuberculosa (potencialmente mezclada con sangre), sudores nocturnos, fiebre y dolor ("infecciones"). Si los microbios relacionados con el tejido no se encuentran disponibles posiblemente por un uso excesivo de antibióticos, el tumor permanece en su lugar y se encapsula sin presentar mayor división celular.


   

MESODERMO NUEVO 



Órganos y tejidos derivados del mesodermo nuevo

Conflictos Biológicos ligados al mesodermo nuevo

Relación Cerebro-Órgano-Hoja Germinal


   

El siguiente paso evolutivo fue el desarrollo de una estructura muscular y esquelética.



Los órganos y tejidos derivados del mesodermo nuevo son:


  • Huesos (incl. dentina del diente)
  • Cartílago
  • Tendones y Ligamentos
  • Tejido conectivo
  • Tejido graso
  • Sistema linfático (vasos y ganglios linfáticos)
  • Vasos sanguíneos (excepto vasos coronarios)
  • Músculos (musculatura estriada)
  • Miocardio (80% de la musculatura cardiaca)
  • Parénquima renal
  • Adrenales
  • Bazo
  • Ovarios
  • Testículos
     

   


Todos los órganos y tejidos derivados del mesodermo del cerebro nuevo están controlados desde la SUSTANCIA BLANCA, que es la parte que esta debajo de la corteza cerebral, y es la parte interior del cerebro.


NOTA: El tejido muscular está controlado desde la sustancia blanca, mientras que el movimiento muscular está dirigido desde la corteza motora. La musculatura lisa del miocardio (un 20%) así como también la del colon y el útero son controladas desde el mesencéfalo, que es parte del tronco cerebral.

   

CONFLICTOS BIOLÓGICOS: Los conflictos biológicos ligados a los tejidos del mesodermo del cerebro nuevo están relacionados predominantemente con "conflictos de auto devaluación".


Un "conflicto de auto devaluación" se refiere a una pérdida de la autoestima o de la valía por uno mismo.


Que el conflicto de auto devaluación (CAD) involucre a los huesos, a los músculos, al cartílago, a los tendones, a los ligamentos, al tejido conectivo, al tejido graso, a los vasos sanguíneos, o a los nódulos linfáticos, está determinado por la intensidad del conflicto (un CAD severo afecta huesos o articulaciones; un CAD menos intenso afecta los nódulos linfáticos o los músculos; un CAD menor afecta a los tendones).


La localización exacta de los síntomas (artritis, atrofia muscular, o tendinitis) está determinada por la naturaleza exacta del conflicto de auto devaluación. Un "conflicto de destreza", experimentado por ejemplo, con la falla al realizar una tarea manual tal como escribir a máquina o un trabajo manual de precisión, afecta la mano y los dedos; por ejemplo, un "conflicto de auto devaluación intelectual ", disparado por haber fallado en un examen, o por haber sido criticado por alguien involucran al cuello.


Los ovarios y testículos son ligados biológicamente a un "conflicto de pérdida profunda" – la pérdida inesperada de un ser amado, incluyendo a una mascota. Incluso un miedo a tal tipo de pérdida puede disparar el inicio del SBS.


El parénquima renal está asociado a un "conflicto de agua o de fluido" (por ejemplo, una experiencia por haber estado cerca de ahogarse); la corteza adrenal está ligada al conflicto de "haber ido en la dirección equivocada", por ejemplo al haber tomado una mala decisión.

   

El bazo se relaciona con un "conflicto de sangrado o de herida (un sangrado intenso ó en un sentido transpuesto, un resultado inesperado de un examen de sangre).

   

The myocardium (heart muscle) relates to the "conflict of being completely overwhelmed".

 

El miocardio (músculo cardiaco) se relaciona con el "conflicto de ser completamente rebasado por una situación" (abrumado).


En lo que respecta a los órganos y tejidos controlados desde la sustancia blanca, existe una correlación cruzada desde el cerebro hacia el órgano. La regla de lateralidad tiene que ser tomada en cuenta. Si por ejemplo, una mujer diestra sufre un "conflicto de pérdida" por su pareja, el conflicto impacta en el hemisferio izquierdo de la sustancia blanca, produciendo el desarrollo de una necrosis del ovario derecho durante la fase activa de conflicto. Si ella fuera zurda, esto sería al revés.

   

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:  


En el cerebro Nuevo tenemos una nueva situación.


Todos los órganos y tejidos que se originan desde el mesodermo del cerebro nuevo, durante la fase de conflicto activo producen pérdida de tejido como vemos por ejemplo en la osteoporosis, el cáncer de hueso, la atrofia muscular, o la necrosis del bazo, ovarios, testículos, o tejido del parénquima renal, causado por sus correspondientes conflictos biológicos. Con la resolución del conflicto, el proceso de degradación del tejido desaparece inmediatamente.

Durante la fase de curación, el tejido perdido es reparado a través de la proliferación celular, idealmente con la ayuda de bacterias relacionadas con el tejido. 


El proceso natural de curación es acompañado típicamente de aumento de volumen (edema), inflamación, fiebre, "infección" y dolor. Si los microbios necesarios no están disponibles, la curación ocurre de todas maneras, pero no en un grado biológicamente óptimo. Los cánceres como el linfoma (Enfermedad de Hodgkin), cáncer adrenal, tumor de Wilms, osteosarcoma, cáncer de cáncer de ovario, cáncer testicular, o leucemia son todos de naturaleza curativa e indican que el conflicto ya se ha resuelto. Aquí encontramos también condiciones como las venas varicosas, la artritis, o el crecimiento del bazo. Cualquier condición de curación se vuelve "crónica" si el proceso es interrumpido repetidamente  por recaídas del conflicto.


NOTA: El propósito biológico de TODOS los SBS controlados desde la sustancia blanca lo encontramos al final de la fase de curación. Después de completar la fase de reparación, los tejidos (huesos o músculos) y órganos (ovarios, testículos y así sucesivamente)) son mucho más fuertes que antes, y por lo tanto, están mejor preparados en caso de sufrir un DHS de la misma naturaleza.

   


EL ECTODERMO (Hoja Germinal Externa)  es la hoja germinal más joven.



Órganos y tejidos derivados del ectodermo

Conflictos Biológicos ligados al ectodermo

Relación Cerebro-Órgano-Hoja Germinal

   


Cuando la piel profunda probó ser insuficiente, se desarrolló una nueva que cubre ahora el corium de la piel por completo. Ésta segunda capa epitelial también migró al interior de la boca así como al interior del recto y recubrió a ciertos órganos así como a conductos de órganos.



Los órganos y tejidos que derivan del ectodermo son:



  • Boca (mucosa de la superficie)
  • Faringe y garganta (mucosa de la superficie)
  • Conductos de Glándulas Salivales y Conductos de la Glándula Paratiroides
  • Conductos de Glándulas Lacrimales
  • Párpado
  • Conjuntiva
  • Lente o Cristalino
  • Córnea
  • Retina
  • Cuerpo Vítreo
  • Oído Externo y Canal Auditivo Externo
  • Oído Interno
  • Mucosa Nasal
  • Senos Paranasales
  • Esmalte Dental y Periodonto
  • Conductos Tiroideos
  • Conductos Faríngeos
  • Tráquea
  • Larínge y Cuerdas Vocales
  • Tubos Bronquiales
  • Ductos Mamarios
  • Esófago (dos tercios superiores)
  • Estómago (curvatura menor – Píloro – Bulbo Duodenal
  • Conductos Biliares y Vesícula Biliar
  • Conductos Pancreáticos
  • Células de los Islotes del Páncreas
  • Recto (Mucosa de la superficie) y Ductos  Para-anales
  • Pelvis Renal – Ureter – Uretra – Vejiga (Mucosa de la superficie)
  • Cuello Uterino y Vagina
  • Glande del Pene y Clítoris
  • Piel (Epidermis)
  • Periostio
  • Arterias Coronarias
  • Venas Coronarias
  • Aorta and Arco de la Aorta – Arteria Carótida – Arteria Subclavia
     

   

Todos los órganos y tejidos que se originan a partir del ectodermo están formados por células epiteliales escamosas o planas. Es por eso que los cánceres de estos órganos son llamados "carcinomas epiteliales escamosos".

Todos los órganos y tejidos que se originan a partir del ectodermo (la hoja germinal más joven) están controlados  desde la parte del cerebro más nueva del cerebro, la CORTEZA CEREBRAL, y por lo tanto se relacionan con conflictos biológicos más avanzados.

   

CONFLICTOS BIOLÓGICOS: de acuerdo con el desarrollo evolutivo del organismo humano, los conflictos biológicos ligados a los tejidos ectodérmicos son de una naturaleza más avanzada.


Los tejidos controlados por la corteza cerebral se relacionan con "conflictos sexuales" (rechazo o frustración sexual), "conflictos de identidad" (no saber a dónde se pertenece), o a "CONFLICTOS TERRITORIALES", por ejemplo, conflictos de miedo territorial (pánico o susto dentro del territorio) ligados a la laringe y bronquios, conflictos de pérdida de territorio (un miedo a perder el territorio o la actual pérdida del mismo) ligado a los vasos coronarios; conflictos de enojo territorial – ligados al recubrimiento del estómago, conductos biliares y pancreáticos; la inhabilidad de marcar el territorio (ligado a la pelvis renal, la vejiga, el uréter y la uretra).
Los "conflictos de separación" se correlacionan con la piel y el recubrimiento de los conductos mamarios y "conflictos de audición" (como el de "¡No quiero escuchar esto!"). Los Significant Biological Special Programs (SBS) de todos estos conflictos están controlados exclusivamente desde áreas específicas del cerebro en la CORTEZA SENSORIAL (ver diagrama más abajo).


La CORTEZA POSTSENSORIAL controla el periostio (piel que delinea los huesos) que se relaciona con "conflictos de separación", experimentados como particularmente severos o "brutales".


La CORTEZA MOTORA, que controla los movimientos musculares está programada con respuestas biológicas a "conflictos motores", como el de "no ser capaz de escapar" o "sentirse atrapado".

   

El LÓBULO FRONTAL recibe "conflictos de miedo frontal" (miedo a dirigirse a una situación peligrosa) o "conflictos de sentirse impotente", ligados al recubrimiento de los conductos tiroideos y faríngeos.


La CORTEZA VISUAL se relaciona con "peligros que amenazan  desde atrás", ligados a la retina y al cuerpo vítreo de los ojos.

   

Otros conflictos que se relacionan a la corteza cerebral son "conflictos de mal olor" (membrana nasal), "conflictos de morder" (esmalte dental), "conflictos orales" (boca, incluyendo las encías), "conflictos de audición" (oído interno), y "conflictos de disgusto y repulsión" o de "miedo y resistencia" (células de los islotes del páncreas).


Con órganos que son controlados desde la corteza motora, corteza (post) sensorial, y corteza visual, las reglas de la lateralidad tienen que ser tomadas en cuenta. Si por ejemplo, un hombre zurdo sufre un "conflicto de separación" en relación a su madre, el conflicto impacta en le hemisferio izquierdo de la corteza sensorial, causando un rash cutáneo en el lado derecho del cuerpo durante la fase de curación (ver Artículo "Arrancado de mi Piel").



   

En el LÓBULO TEMPORAL (ver diagrama), además de la lateralidad y el género (masculino o femenino), el estado hormonal, explícitamente el estado  del estrógeno y la testosterona tiene que ser tomados en cuenta. El estado hormonal determina si el conflicto es experimentado de una forma masculina o femenina, lo que determina si el conflicto impactará el lóbulo temporal del hemisferio derecho o del izquierdo. El lóbulo temporal derecho es el "lado de la testosterona o lado masculino", mientras que el lado izquierdo es el "lado del estrógeno o lado femenino". Si el estado hormonal cambia, como lo hace después de la menopausia, o si el nivel de estrógeno o de testosterona es suprimido a través de medicamentos (anticonceptivos fármacos que disminuyan el estrógeno y la  testosterona o quimio), la identidad biológica también cambia. Por lo tanto, después de la menopausia, una mujer puede sufrir "conflictos masculinos", que se registran en el hemisferio derecho o "lado masculino" del cerebro, dando como resultado síntomas físicos distintos a los que se presentan antes de la menopausia.

   

 
RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL: 


Todos los órganos y tejidos derivados del ectodermo generan pérdida de tejido (ulceración) durante la fase de conflicto activo. Con la solución del conflicto el proceso de ulceración se detiene inmediatamente.


En la fase de curación, la pérdida de tejido que sirvió a un propósito biológico durante la fase de conflicto activo, es rellenada y reparada a través de proliferación celular (el que los virus ayuden a la reparación del tejido  es una situación altamente cuestionble).

El proceso natural de curación es típicamente acompañado por aumento de volumen (edema), inflamación, fiebre, y dolor. Las bacterias (si están disponibles) ayudan a la formación de tejido cicatrizal dando como resultado síntomas de una "infección bacteriana", por ejemplo una infección de vejiga. 


Los cánceres como el intraductal de mama, el carcinoma bronquial, el cáncer de la laringe, el linfoma no-Hodgkin, o el cáncer del cuello uterino, son todos de una naturaleza curativa y una indicación de que el conflicto relacionado ha sido resuelto. Aquí también encontramos condiciones como rashes cutáneos, hemorroides, el resfriado común, bronquitis, laringitis, ictericia, hepatitis, catarata, o gota.


PÉRDIDA FUNCIONAL


En lugar de ulceración, algunos órganos corteza cerebral controlados derivados, a saber, los músculos estriados, el periostio (que cubre los huesos), el oído interno, la retina de los ojos, y las células de los islotes del páncreas, exhibir pérdida funcional que cae sobre la fase activa del conflicto, como se ve, por ejemplo, en la hipoglucemia, diabetes, deficiencias visuales y auditivas o paralizado sensoriales o motoras. Durante la fase de curación, el órgano recupera la función normal, siempre que la curación no es interrumpido por recaídas de conflicto



La Tabla científica de la German New Medicine® muestra de un solo vistazo ...


La correlación entre psique - cerebro - órgano basada en las Cinco Leyes Biológicas tomando en cuenta las tres hojas germinales embrionarias (endodermo, mesodermo, ectodermo)


El tipo de conflicto biológico (DHS) que se correlaciona a un síntoma particular, tales como un tipo de cáncer


La localización del correspondiente HH (Hamer Herd) en el cerebro


Síntomas que indican actividad de conflicto – ca-phase


Síntomas que indican curación  - pcl-phase


El significado biológico de cada SBS (Significant Biological Special Program)



     

Documentos "Los Cinco Leyes" en formato pdf en varios idiomas...


Versión Inglés

Versión Búlgara

Versión Española

Versión Francesa

Versión

Holandesa

Versión Portuguesa

Versión Rusa

Versión

Serbio



  Haga clic aquí para ir a la parte superior de esta página